sábado, 17 de diciembre de 2022

Milla Jovovich está de cumpleaños y sufre por Ucrania


 Milla Jovovich: pensó que moriría en la adolescencia, su madre le anuló un matrimonio y su padre era de la mafia rusa.

La actriz ucraniana cumple este sábado 46 años. Y ya tiene una vida digna de ser retratada en una película. Que sin dudas podría convertirse en un éxito, como varias de las que ella misma protagonizó.

“Estoy partida en dos”, declaraba Milla Jovovich, a la vez que decía estar “desconsolada y estupefacta” mientras trataba de “procesar” lo que sucedía en su Ucrania natal. Sería en vano: una guerra jamás puede aceptarse. “Mi sangre y mis raíces provienen tanto de Rusia como de Ucrania -agregaba en su posteo de Instagram, cuando la invasión apenas comenzaba-. Estoy dividida en dos mientras veo el horror que se desarrolla, el país siendo destruido, las familias desplazadas, toda su vida yaciendo en fragmentos carbonizados a su alrededor”.

Cuando Milla nació, el 17 de diciembre de 1975, Kiev –hoy capital de Ucrania- todavía pertenecía a la Unión Soviética. Y lo seguía siendo cuando arrancó como modelo: era apenas una niña de nueve años cuando le pagaron por su primer trabajo en publicidad. Poco después se transformaría en la cara visible de marcas internacionales como Christian Dior y L’Oréal, entre otras. Se transformó en uno de los rostros más codiciados por las revistas de modas más prestigiosas. A principios de los 90 su popularidad estalló.


Milla Jovovich en El regreso a la laguna azul (Foto: Instagram)

En 1985 su madre, Galinda, que también era artista, la inscribió en una escuela de interpretación. Enseguida sus profesores descubrieron su enorme talento. Luego de tres años de estudio intenso, su debut se dio en 1988 cuando fue parte de Night Train to Kathmandu, una película para televisión.

Su salto a al mundo hollywoodense lo dio en 1991 con su recordado protagónico en El regreso a la laguna azul. Desde entonces, los proyectos se multiplicaron. Entre los filmes de mayor repercusión aparece Resident Evil: Apocalipsis, en 1994. Luego vinieron las secuelas. La sexta y última fue Resident Evil: The Final Chapter, estrenada en 2007.

Milla Jovovich con Bruce Willis en el filme El quinto elemento (Foto: Instagram)

Milla Jovovich con Bruce Willis en el filme El quinto elemento (Foto: Instagram)

En 1997 protagonizó El quinto elemento junto a Bruce Wills. Un año más tarde llegó He got game, y en 1999, su destacada labor en Juana de Arco. Los proyectos estuvieron siempre a una misma altura: con ella ocupando un rol estelar. En cuanto a sus últimas apariciones, en 2020 protagonizó Monster Hunter, un rol distinto a las películas de acción que suele protagonizar, aunque con esa versatilidad que todo productor resalta en Milla.

Sin embargo, para llegar hasta acá tuvo que pasar momentos complejos. Esos mencionados al comienzo, vinculados a una adolescencia que dejó huellas en su alma y que todavía recuerdo hasta el día de hoy. También vivió el desarraigo, cuando por cuestiones políticas, cuando ella tenía cinco años sus padres tuvieron que irse a vivir a Londres, Inglaterra. Eran perseguidos y tuvieron que emigrar para ponerse a salvo. Nunca quiso profundizar sobre esto.

No tenía 10 años cuando por responsabilidades laborales de su papá -el pediatra Bogdanovitch Jovovich-, armaron las valijas y se instalaron en California, Estados Unidos. Poco tiempo después sus progenitores se separaron. Milla se quedó viviendo con su padre y su mamá, quien no pudo conseguir trabajo como artista y se dedicaba a limpiar casa, se instaló en Londres.


Bogdanovitch Jovovich luego sería arrestado: fue encontrado culpable de ser el testaferro de la mafia rusa. Lo condenaron a 20 años de prisión. Jovovich jamás hablaría en público de esta situación: siempre fue muy reservada de su vida privada, y aquí lo sería todavía más. Por entonces, ella también se mudaría a Inglaterra.

Más tarde regresarían a Estados Unidos, esta vez, a Los Ángeles. Su mamá, controladora, estaba atenta a cada paso que daba y solo la dejaba salir de su casa por trabajo. Esto provocó que, como la propia Jovovich reconocería, se juntara con malas compañías. “Pensé que mi rebelión le demostraría a mi madre que puedes divertirte y tener éxito. Pero llegó un momento en mi adolescencia en que se puso serio”.

Milla Jovovich como Juana de Arco

Milla Jovovich como Juana de Arco

“Mis amigos y yo nos drogábamos y yo hacía demasiado, cruzaba límites. Pensé que iba a morir. En realidad oré el día que más al límite estuve. Dije: ‘Dios, si me dejas despertar mañana nunca volveré a hacer esto’. Me imaginé a mi madre suicidándose cuando se enterara de lo inútil que habría sido mi vida”, confesó.

Su vida amorosa también transcurrió por caminos inciertos. A los 16 se casó con Shawn Andrews, con quien protagonizó Dazed and Confused. El actor tenía 21 años en ese entonces. Su mamá, descontenta porque lo hizo a escondidas, anuló el matrimonio dos meses después. Romances de esta índole fueron moneda corriente. “Cuando tenía 13 años jugaba personajes en mi cabeza, conocer hombres mayores sofisticados era un juego. En cierto sentido, pensé que era una cortesana. Pero yo era pequeña, no deberían haberlo hecho y gracias a Dios nunca me violaron, aunque podrías llamarlo violación porque era menor de edad en ese momento. Nunca conté mi historia por respeto a las mujeres que han sufridos traumas de verdad. Yo no tengo ira y nunca me afectó”.

Milla Jovovich con su pareja y sus tres hijos (Foto: Instagram)

Milla Jovovich con su pareja y sus tres hijos (Foto: Instagram)

A los 21 se casó con quien fue su director en la película El quinto elemento, Luc Besson, de 38 años. A los dos años se divorciaron. En 2009 conoció a Paul Anderson, su actual pareja. Tienen tres hijos: Ever, Osian y Dashiel. En el último tiempo cobró protagonismo por esto que su hija mayor, hoy de 14 años, empezó a recorrer su camino, como actriz. Ever debutó a los 9 años, con la misma edad que lo hizo ella, por eso ciertos sentimientos se removieron. Hoy disfruta de verla actuar y junto a Anderson, se encargan de acompañarla. Para que repita lo bueno. Y conozca todo lo malo, sin necesidad de transitarlo.

Milla Jovovich con su hija Ever, quien sigue sus pasos

Milla Jovovich con su hija Ever, quien sigue sus pasos.

FUENTE:

No hay comentarios:

Publicar un comentario