Redes

viernes, 23 de octubre de 2015

Máximo Chambónez: El cartero



El nombre ya lo dice todo. Es el máximo, el más grande de los chambones. Chambón, según el diccionario significa: "persona de escasa habilidad o poco hábil en cualquier arte o facultad" y esta definición retrata de cuerpo entero a este personaje ingenuo, aunque de buenas intenciones, al cual nada le sale bien.
Máximo Chambónez fue creado por el genial Themistocles Lobos, (Themo Lobos, el padre de Mampato, Ogú, Alaraco y otros personajes inolvidables del cómic chileno). Las aventuras de Máximo han sido publicadas en diversos medios de comunicación tales como la revista Mampato durante la década del 70, el suplemento de historietas del diario La Tercera en el año 1980 y la revista Cucalón del propio Themo Lobos a comienzos de la década del 90.

Los cómics de Máximo Chambónez están ambientados en el ficticio pueblo de Piduquén, un pueblito del sur de Chile, tal vez inspirado en el río Piduco de la séptima región. Acompañan al personaje principal dos personajes secundarios de gran importancia: El abuelo de Máximo, un viejito pelado bueno para meter en líos a su nieto y el alcalde de Piduquén, un gordito chico, calvo y de bigotes, quien a menudo termina sufriendo las consecuencias de los accidentes provocados por Máximo.

jueves, 8 de octubre de 2015

Las mil y una noches. El Cómic




Las mil y una noches (en árabe, ألف ليلة وليلة Alf layla wa-layla) es una célebre recopilación medieval en lengua árabe de cuentos tradicionales del Oriente Medio. El núcleo de estas historias está formado por un antiguo libro persa llamado Hazâr afsâna («mil leyendas»). El compilador y traductor de estas historias al árabe es, supuestamente, el cuentista Abu Abd-Allah Muhammad el-Gahshigar, que vivió en el siglo IX. La historia principal sobre Scheherezade, que sirve de marco a los demás relatos, parece haber sido agregada en el siglo XIV.

Causó gran impacto en Occidente en el siglo XIX, una época en que las metrópolis impulsaban las expediciones e investigaciones geográficas y de culturas exóticas. Aunque Las mil y una noches se tradujo por primera vez en 1704, esa primera versión al francés, de Antoine Galland, era una adaptación, un texto expurgado de los adulterios y hechos de sangre que abundan en el libro. Una de las traducciones que alcanzó popularidad fue la de Richard Francis Burton, diplomático, militar, explorador y erudito de la cultura africana.
Compuesto por tres grupos de relatos, el libro describe de forma fantástica y algo distorsionada la India, Persia, Siria, Chinay Egipto. Hacia el año 899, los relatos, transmitidos oralmente, habían sido agrupados en ciclos. Se cree que muchas de las historias fueron recogidas originariamente de la tradición de Persia (hoy en día Irán), así como de Irak, Afganistán, Tajikistán, y Uzbekistán, y compiladas más adelante, incluyendo historias de otros autores.

El cómic


Las Mil y una Noches es un cómic que reúne en sus 102 páginas las aventuras de ese malicioso viajero de los mares llamado Simbad. Con su particular estilo podemos deleitarnos con un gran trabajo de ambientación de la historia, que permite a Richard Corben explayarse a gusto dibujando personajes monstruosos, duendes gigantes, ejércitos de muertos vivientes y horribles criaturas aladas. Los autores captaron y expresaron perfectamente el sentido mítico y místico de la leyenda.
El escritor Harlan Ellison fue el invitado para comentar este álbum, del que les dejo aquí un extracto: "Refiriéndome al conocimiento de su oficio, no necesito exaltar demasiado el talento de Rich Corben en su manejo del pincel y del aerógrafo. Su arte tiene una gran transparencia: un estremecimiento diáfano, que da a su obra una verosimilitud tridimensional. Mirad, por ejemplo, el gran dibujo en el que el amigo de Simbad, el viejo Judar, es arrancado de su camello por un nudo corredizo lanzado desde el cielo por uno de los "muertos vivientes" del ejército de Alí Ben-Abda. Mirad sus pantalones orientales, sus pliegues y dobleces. Parece como si los estuviéramos tocando. O también, el primer plano de la cara de Akissa, en la secuencia en que fuma la pipa turca junto a la tropa de Simbad. La cara está rodeada de humo oloroso, y nos da la impresión de profundidad y de espacio real, sin recurrir a realzar las imágenes o a doblarlas, para que tengan tres dimensiones. Este es Corben en lo mejor de su arte".




martes, 6 de octubre de 2015

Hombre: "No soy tan duro como creía"



Hombre es un personaje de ficción, protagonista de una serie española de historietas de ciencia ficción, guionizada por Antonio Segura y dibujada por José Ortiz, publicada en España inicialmente en 1981 en el primer número de la revista Cimoc.

Durante los años 80 del siglo XX, España vivió un auténtico boom del cómic para adultos. Antonio Segura creó entre otros personajes memorables a Bogey y Orka, pero fue Hombre, en colaboración con José Ortiz el que tuvo más éxito. Tras su lanzamiento en la revista Cimoc, Segura y Ortiz publican Hombre en la revista K.O. Comics, una de las tres publicaciones que Ediciones Metropol, cooperativa de edición propiedad de los propios autores, publica durante su corta existencia en 1984. Cuando Metropol desaparece, Hombre vuelve a Cimoc, pasando posteriormente a recopilarse todas las historias en varios álbumes, todos ellos publicados por Norma.
La serie fue publicada inicialmente 18 historias en blanco y negro desde su primer número hasta el 39 de Cimoc pasando posteriormente a publicarse en color a partir del número 59 de esta revista.
Hombre contó con un considerable éxito en el mercado extranjero, principalmente en Francia, donde se publicaron todas sus aventuras, pero también en otros países como en el Reino Unido, Italia y Estados Unidos.
Serie post-apocalíptica de ciencia ficción con influencia asimismo del western, Hombre se desarrolla en la Tierra después de que una sucesión de guerras, desastres naturales y crisis energéticas provoquen un colapso total de la sociedad civilizada. Los escasos supervivientes malviven de los despojos, tanto de forma individual como organizados en pequeños grupos, habitualmente defendiéndose mediante el uso de la fuerza.

Las aventuras se desarrollan principalmente en los restos de las antiguas grandes ciudades, aunque hacia su segunda mitad la serie se deriva hacia los espacios abiertos. El protagonista, denominado simplemente Hombre, es un personaje solitario, cínico, pesimista y violento que sobrevive como puede en este entorno hostil.