Redes

sábado, 19 de julio de 2014

Perros de la pradera



Ese entrañable género que no escatimaba en disparos, peleas y que tanto hizo por activar nuestra imaginación cuando éramos niños, aún resiste. Y ahora que ya no lo somos (pero que todavía nos queda mucho de ese espíritu) venimos a descubrir que los mejores relatos y dibujos sobre esta temática no surgieron, precisamente, del lugar en que se desarrollaron.
 
El western europeo

Según lo expresan acertadamente los editores: “Quienes mejor han sabido captar en el cómic la esencia del western, un género tan genuinamente norteamericano, han sido los europeos. Los franceses y los belgas, concretamente.
De la fértil imaginación de Charlier y Giraud nació “Blueberry”, la mejor historieta del Oeste de todos los tiempos. Morris supo mostrarnos su lado humorístico para todos los públicos en “Luchy Luke”. Y “Mac Coy”, “Jim Cutlass” o “Comanche” son ejemplo de la buena salud del género en el cómic francés.”
En Perros de la pradera, Foerster y Berthet recrean la historia crepuscular de un mundo que empieza a perder su sentido ante la llegada de la civilización a los rincones más remotos de los Estados Unidos.
Philippe Foerster, nacido en 1954 en Bruselas, es un guionista con una dilatada trayectoria profesional y ha trabajado en revistas míticas del mercado francés como Tintin y Fluide Glacial.
El dibujante Philippe Berthet, nacido en 1956 en Thorigny-sur-Marne, dio sus primeros pasos artísticos en revistas del calibre de Spirou. Ha colaborado con guionistas como Tome o Andreas, pero su mayor éxito lo logró junto a Yann en la serie Pin-Up, de la que ya se han publicado varios volúmenes en Francia.

El enlace se lo debemos a los amigos de http://a-zcomics.blogspot.com/




























































No hay comentarios:

Publicar un comentario