Redes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

domingo, 31 de diciembre de 2017

Lorna: Leviatán

Alfonso Azpiri nació en una familia de músicos pero, pese a su formación académica en ese ámbito, acabó decantándose por la historieta, su verdadera vocación.



“Lorna empezó siendo un personaje erótico-festivo que se publicaba en revistas para adultos, después se convirtió en una heroína de ciencia-ficción que se rifaban las principales editoriales del planeta, y ahora es una de las obras eternas del cómic español”.
A finales de la década de los 70, la revista Mastia encarga al dibujante Alfonso Azpiri una historia erótica. Este tenía muy buena relación con algunos escritores españoles de ciencia-ficción de la época (uno de ellos, José Luís Garci), y entre estos estaba Carlos Saiz Cidoncha. Azpiri había aprendido mucho del dibujo erótico en revistas italianas y le encanta la ciencia-ficción, así que junto a Cidoncha, unieron los dos géneros creando así a Lorna.

Con el paso del tiempo, los dos personajes principales de aquellas historias de humor picante, Lorna y su robot Matías, fueron evolucionando: la doctora Lorna pasó a ser una aventurera que trabajaba a veces para la Federación en misiones de exploración e investigación. En cuanto al androide, en la editorial le pidieron a Azpiri que se pareciera lo más posible a C-3PO, y así nació Matías, un androide lascivo cuya principal función era dar placer a su creadora. En historias posteriores, el robot cambiaría ese rol, e incluso el nombre original por el de Arnold.
Leviatán es la versión de Moby Dick por Alfonso Azpiri. Lorna deberá infiltrarse en el “Pequod” para rescatar a sus robots, que han sido secuestrados para trabajar como esclavos en el barco.
Como siempre, el dibujo de Azpiri está genial, demostrando la pasión que pone en un campo que le gusta tanto como es la ciencia-ficción.



Ver también:






























































No hay comentarios:

Publicar un comentario