Redes

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

miércoles, 25 de marzo de 2015

Los guardianes de Maser: 1) La segunda Luna 2) La isla de los enanos



El italiano Massimiliano Frezzato ha creado un mundo de ciencia ficción y fantasía desbordante en Los Guardianes del Maser, una de sus obras más importantes.



Otra lectura de cómic. Esta vez no tan fácilmente recomendable, mas bien para lectores pacientes que les guste la ciencia ficción y que estén dispuestos a perdonar ciertas lagunas en la trama y la construcción de personajes. El italiano Frezzato firma esta obra que a pesar de sus defectos merece colocarse, si no entre las grandes, al menos si como una interesantes saga de Ciencia Ficción del Cómic europeo.
Norma editorial publicó tres tomos dobles, que por cierto son bastante difíciles de conseguir, pero es una edición muy buena llena de extras que se agradecen y donde el artista muestra hasta donde llega su virtuosismo gráfico y el enorme esfuerzo puesto en configurar un nuevo mundo.
Sin duda irregular, lo mejor es que va de menos a más y tras un par de primeros tomos bastante flojos empieza a coger ritmo para cerrar de una forma más que correcta y sorpresiva esta trama de aparente sin sentido.
A primera vista el cómic es una gozada visual, un dibujo muy bueno con profusión de detalles tecnológicos y un color potente que hacen que entre fácilmente por los ojos. Sin embargo ya de entrada se aprecian de vez en cuando encuadres raros que no permiten entender bien la viñeta y que resulta molesto. 
Los personajes centrales son quizá el punto mas flojo de la saga, cuesta empatizar con el protagonista un tanto corto y de diálogos penosos. Se salva el viejo y un poco la chica, pero el primer número desinfla a cualquiera. Recuerdo sentir que la había liado (con lo que me costo encontrar el primer tomo)..
En cualquier caso el apartado visual permite seguir leyendo a ver que pasa.




lunes, 23 de marzo de 2015

Bouncer (2) La piedad de los verdugos



Bouncer es el portero, el vigilante del orden de un saloon perdido en la ciudad de Barro City, en el lejano Oeste. Pero no es un portero cualquiera, porque es el manco más rápido que ha existido nunca. Hijo de un indio, acabará siendo no solo el protector de un bar sino también de la Tierra Sagrada de sus antepasados. Un western a la usanza de John Ford , con el toque especial que solo Alejandro Jodorowsky sabe darle. 








jueves, 5 de marzo de 2015

Máximo Chambónez: Peluquería canina


El nombre ya lo dice todo. Es el máximo, el más grande de los chambones. Chambón, según el diccionario significa: "persona de escasa habilidad o poco hábil en cualquier arte o facultad" y esta definición retrata de cuerpo entero a este personaje ingenuo, aunque de buenas intenciones, al cual nada le sale bien.

Máximo Chambónez fue creado por el genial Themistocles Lobos, (Themo Lobos, el padre de Mampato, Ogú, Alaraco y otros personajes inolvidables del cómic chileno). Las aventuras de Máximo han sido publicadas en diversos medios de comunicación tales como la revista Mampato durante la década del 70, el suplemento de historietas del diario La Tercera en el año 1980 y la revista Cucalón del propio Themo Lobos a comienzos de la década del 90.
Los cómics de Máximo Chambónez están ambientados en el ficticio pueblo de Piduquén, un pueblito del sur de Chile, tal vez inspirado en el río Piduco de la séptima región. Acompañan al personaje principal dos personajes secundarios de gran importancia: El abuelo de Máximo, un viejito pelado bueno para meter en líos a su nieto y el alcalde de Piduquén, un gordito chico, calvo y de bigotes, quien a menudo termina sufriendo las consecuencias de los accidentes provocados por Máximo.